lunes, 23 de julio de 2007

Como un delfín

Durante varias noches, al acostarme, le leído Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta, de Charles Bukowski. Otro de los poemarios que se han publicado después de su muerte. En éste, como en ¡Adelante!, que ya he comentado en el blog, se percibe la escritura de un hombre al final de su vida, recordando de un modo especial.
Pero es en los últimos versos del libro donde se muestra toda la desolación del poeta:
"... mientras mi infancia perdida
salta como un delfín
en el mar congelado."
Llevo días pensando en esa imagen, en la visión inconsolable de las últimas horas, cuando todo está -o se siente- vivido, como un mar congelado. Y al fondo, lejana pero nítida, la infancia perdida saltando como un delfín, despreocupada y alegre, ajena a la melancolía infinita de quien la mira.

2 comentarios:

Nuria. dijo...

hoLa Diego!!!!!
cómo estás? cómo te va todo?
espero que tu niño bien!
un bsazo enormee!
y a descansar!
Nuri

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Querida Nuria: muy bien, como habrás podido leer, estoy de mudanza. ¿Y tú?
Besos,
Diego