miércoles, 15 de julio de 2015

Vitoria


El jueves, en la Catedral de Vitoria, di un concierto con el programa dedicado al V Centenario del Nacimiento de Teresa de Jesús. 
Dediqué el concierto a la memoria de José Antonio Pizarro de Hoyos, porque sus amigos siempre hemos ido a Vitoria, incluida la primera vez, como si regresáramos. 

Hubo muchos amigos, los mejores anfitriones posibles, que me llenaron de alegría.



domingo, 5 de julio de 2015

Ronda


Toqué el jueves en Ronda dentro de un ciclo de música y filosofía  en el que participaban muchas personas admiradas y queridas por mí. 



Benet Casablancas y Pablo

Con Javier Echeverría, José María Sánchez-Verdú, Tomás Marco, Mauricio Sotelo, 
Isabel Gondel, Francisco Jarauta y Víctor Gómez Pin

jueves, 11 de junio de 2015

León


Toqué el domingo el programa-homenaje a Jordi Savall en León, para la Fundación Eutherpe. Estuvo dedicado a la memoria de mi querida Isabel Guerras


Con Margarita Morais


Obras de Albert Sardà, Dolores Serrano, Tomás Marco, Carme Fernández-Vidal, Benet Casablancas, Carles Guinovart, Teresa Catalán, Carlos Cruz de Castro, Josep Soler, Armand Grèbol, Francisco García Álvarez, José María García Laborda, Claudio Prieto, Jesús Legido. 

viernes, 5 de junio de 2015

Twitter

Después de que muchos amigos me preguntasen por qué no tenía cuenta en Twitter, he decidido abrir una: @dfmpg
Seguro que será un espacio en el que podremos conversar. 
Saludos a todos. 

jueves, 28 de mayo de 2015

En memoria de Isabel Guerras

Cada muerte trae palabras nuevas para nombrar el vacío. Palabras que ocupan el silencio y buscan el recuerdo de la pérdida. Ha muerto Isabel Guerras y las palabras me llevan al edificio del conservatorio donde iba a examinarme, siendo un niño. Allí estaba Isabel junto a otros profesores a quienes también admiraba y que formaban un claustro excepcional. No podía saber entonces que, desde ese momento, Isabel Guerras iba a ser una presencia constante, como referencia, compañera y amiga. Era una suerte disfrutar de su alegría ante la experiencia de la música, de su curiosidad insaciable y su desbordante ilusión. Una actitud profundamente inspiradora que ha mantenido siempre. Esta misma semana hablamos sobre un concierto que iba a dar ella en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid. “¿Estás seguro, Diego?”, respondió. Pronto me leyó el programa y tras decir algo solamente comprensible para un intérprete -“qué nervios, qué bien”-, sonrió de esa forma tan maravillosa, tan inolvidable… Una sonrisa que escucho al cerrar los ojos y que siento con la tristeza de lo irrepetible. 
El amor hace que nadie pueda sustituirnos, pero a partir de ahora veré a Isabel en cada uno de mis compañeros, de quienes eran alumnos o profesores y trabajaron con generosidad para que el conservatorio fuera el corazón de la música en Valladolid, el lugar donde se daba vida a los sueños de tantos y tantos que estábamos juntos entonces y ahora.


Por aquellos años me fascinaba la idea de poder observar la luz de estrellas que ya habían desaparecido. Así, de ese modo, seguiremos aprendiendo de Isabel, al sentir una luz que es parte esencial de nosotros mismos. 

miércoles, 13 de mayo de 2015

Homenaje musical al silencio

Pedro Aizpurua cumple hoy 91 años. Pedro ha sido un insustituible maestro y amigo desde el día en el que, siendo yo niño, me senté a su lado mientras tocaba el órgano y leí por primera vez nombres mágicos como los de Antonio de Cabezón o Francisco Correa de Arauxo. He tenido multitud de conversaciones con él, sin límite de temas ni de tiempo. 
Cuando estrenamos este Homenaje hubo en el escenario cuadros de Jesús Capa, otro gran amigo, también muy importante para mí. Su obra y la de Pedro se unen en esa búsqueda del silencio y la belleza. Una búsqueda que en este vídeo se siente con una emocionante profundidad.

martes, 5 de mayo de 2015

Feria del Libro de Valladolid


El jueves participé en una mesa redonda junto a Tomás Marco y Benet Casablancas, dentro de la Feria del Libro de Valladolid.

Con Tomás Marco y Benet Casablancas

 Con Benet Casablancas, Juan Manuel Cañizares y Tomás Marco

Con Belén Gopegui

domingo, 26 de abril de 2015

Bilbao

Foto: Juventudes Musicales de España


Toqué el jueves en Bilbao el programa en homenaje a Jordi Savall, organizado por Juventudes Musicales. 

Con Carlos Cruz de Castro y Jordi Roch

 Con Cristina Marauri y Cristina Blasco

Con Carlos Cruz de Castro, Luis Manuel Gimeno y Francisco García Álvarez

 Con Carlos Ibarra, Carlos Cruz de Castro, Carme Fernández-Vidal y Francisco García Álvarez


Con Miren Zubeldia, Luis García Vegas y Carlos Cruz de Castro, después del concierto

Obras de: Benet Casablancas, Teresa Catalán, Carlos Cruz de Castro, Carme Fernández-Vidal, Francisco García Álvarez, José María García Laborda, Armand Grèbol, Carles Guinovart, Jesús Legido, Tomás Marco, Claudio Prieto, Albert Sardà, Dolores Serrano y Josep Soler.

domingo, 5 de abril de 2015

Ha muerto Claudio Prieto


Es el final de un concierto en Madrid. Como siempre, Claudio aplaude y sonríe. Desde el primer día nos unió una profunda amistad, alimentada por la música y esa Castilla y León que él evocaba en  todas nuestras conversaciones. 
Claudio Prieto ha muerto. Siento una enorme tristeza. Cada vez que abra una de sus partituras volveré a recordar lo feliz que he sido con Mónica y Claudio, mi querido Claudio, un hombre bueno, un amigo inolvidable. 

Con Mónica Guijarro, la inseparable compañera de Claudio.

sábado, 28 de marzo de 2015

Diez años

Hace hoy diez años que murió mi padre. Unos meses después, varios amigos compusieron una pieza en su memoria. Aquel 28 de marzo es la que escribió Francisco García Álvarez.
Cuando muere alguien tan profundamente querido, es verdad que sigue con nosotros de muchas maneras. Pero también es cierto que vivimos ya incompletos, con su ausencia a nuestro lado cada día. 

viernes, 27 de marzo de 2015

Medina de Rioseco


Toqué el martes en un acto organizado por el Colegio "Campos Góticos". Se celebró en el Teatro Principal, junto a una conferencia de Federico Mayor Zaragoza.


jueves, 12 de marzo de 2015

Barcelona


El viernes hice una conferencia-concierto en la Biblioteca de Cataluña para celebrar el 80 aniversario de Josep Soler.

Conferencia

Concierto

Con Josep Soler

jueves, 5 de marzo de 2015

Donde no estás



El domingo pasado toqué en la presentación de la última novela de Gustavo Martín Garzo, Donde no estás. Fue en Medina de Rioseco junto a muchos amigos.



(Obras de Claudio Prieto, Carlos Cruz de Castro, Miguel Berdión, Teresa Catalán, Pau Casals y Leonard Bernstein)

domingo, 22 de febrero de 2015

Madrid





El pasado jueves tuve el honor de hacer el concierto inaugural del XXV Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid, en el Palacio Bauer, con un programa destinado a la conmemoración del quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús



Con Tomás Marco, Jesús Legido, Teresa Catalán y Encarna López de Arenosa


(Obras de Claudio Prieto, Tomás Marco, Carme Fernández-Vidal, Carles Guinovart, Benet Casablancas, Antonio de Cabezón, Teresa Catalán, Francisco García Álvarez, Josep Soler y Jesús Legido)

viernes, 6 de febrero de 2015

Vilafranca del Penedès


He pasado un magnífico fin de semana en Vilafranca del Penedès, para celebrar el 80 aniversario de Josep Soler en el auditorio del VINSEUM.


Alegría y suerte por estar con ellos y con Montse Ríos Rallé, Joan Cuscó y Fèlix Villagrasa. 


 Con Armand Grèbol, Albert Sardà y Josep Soler



domingo, 25 de enero de 2015

Valladolid



El jueves intervine en la sesión que la Real Academia de Bellas Artes de Valladolid dedicó a la memoria de Juan Bautista Varela, junto a Benigno Prego, Joaquín Díaz y José Delfín Val. 

En una de sus inolvidables clases, Miguel Frechilla me habló de Juan Bautista Varela, un musicólogo que trabajaba ya en un gran proyecto sobre músicos vallisoletanos, además de otros temas, entre los cuales destacaba Juan Montes junto a otras figuras de la música gallega. Poco después lo conocí y comenzó una amistad que se ha transformado, como sucede tras la muerte de las personas que han significado mucho para nosotros, en una misteriosa compañía con la que convivimos para siempre. También empecé a leer sus artículos y libros, que iban desde la tonadilla escénica hasta la historia del Conservatorio de Valladolid, desde un estudio sobre el Dúo Frechilla-Zuloaga hasta un trabajo sobre la obra de Joaquín Díaz. Pero nada era sustituto de las conversación, porque a Juan Bautista le apasionaba hablar de sus investigaciones, de sus recuerdos… de cualquier asunto: hablar, compartir… Tuve la suerte de viajar con él a Galicia en varias ocasiones, y nunca olvidaré su terrible relato de Aurora Rodríguez Carballeira y su hija Hildegart, unidas a la biografía del pianista y compositor José Arriola; o las melodías de Montes, Chané, Veiga… que entonaba en cuanto nos acercábamos a esa Galicia de la que hablaba como del paraíso, de un paraíso que vinculaba a su infancia y a su paisaje, a la lengua y a la música. 
Recuerdo un largo paseo por Lugo, el día después de una conferencia concierto que hicimos juntos: bordeábamos la muralla y él hablaba de Juan Montes como si fuéramos a encontrarlo en cualquier momento, como si hubiera pasado por esos mismos lugares unos segundos antes. Un diálogo que podía comenzar por una descripción de ese Lugo romano, seguir por la construcción de la catedral, la poesía de Curros Enríquez y terminar por las diferencias gastronómicas entre Galicia y Castilla en una mesa de Casa Rivas. La suma de todo ello, gracias a un entusiasmo contagioso, era la verdadera experiencia de su amistad. Un entusiasmo que impulsaba sus incansables proyectos para recuperar y difundir las músicas de tantos compositores olvidados. Colaboramos juntos en esa tarea y llevamos a cabo artículos, conferencias, conciertos y grabaciones sobre Félix Antonio, Jacinto Ruiz Manzanares, los hermanos Villalba, o los mencionados Juan Montes y José Arriola. También, sobre compositores contemporáneos como nuestro querido amigo y compañero Pedro Aizpurua. 

Quiero añadir una característica de Juan Bautista Varela que siempre será inspiradora para nosotros: el amor por la música, la emoción por el descubrimiento de una nueva partitura, de un dato revelador, del desconocido nombre de un músico que escribía en un pequeño lugar de Valladolid, Palencia o Lugo…Todo ello revela el profundo respeto por el trabajo de los demás y su aportación a que el polvo del tiempo no sepultase tantas y tantas partituras como había visto a lo largo de su vida: montañas de papel pautado mudo, esperando décadas, incluso siglos, para ser escuchado, para existir en su auténtica voz. 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Mi abuela Amparo

Hoy hace diez años que murió mi abuela Amparo. Puede que a ella no le gustase esta foto y casi la escucho quejarse: habría ido a la peluquería de haberlo sabido... A mí me gusta por el gesto de compartir las pipas, por esa sensación de movimiento que la trae ahora hasta aquí. El gesto tan repetido de hacer la vida más sencilla a los demás, de transformar el mundo en un lugar no sólo habitable sino hermoso.
Ella ha sido una de las personas más importantes de mi vida. Lo sigue siendo. Me enseñó cuestiones esenciales que descubro cada día, después de tantos años. Y, sobre todo, hizo lo más importante que un ser humano puede hacer a otro: me quiso muchísimo. 
Y yo a ella.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Guadalajara


El viernes pasado toqué en Guadalajara, invitado por la Fundación Siglo Futuro y su presidente, Juan Garrido. 
Fue un honor intervenir en un acto tan emotivo para la ciudad, que estuvo precedido por un discurso de Luis Alberto de Cuenca.




 Con Luis Alberto de Cuenca

 Con Jesús Legido

(Obras de Pau Casals, Benet Casablancas, Armand Grèbol, Jesús Legido, Franz Liszt, Tomás Marco, Friedrich Nieztsche y Claudio Prieto)  

jueves, 20 de noviembre de 2014

Valladolid



El domingo, junto a otros poetas y músicos, participé en el acto conmemorativo del 25 aniversario de los asesinatos en la Universidad Centroamericana de El Salvador.
También quise recordar a la maravillosa Catalina Montes. Si es cierto que el ser humano muere solamente cuando lo olvidan, Katy siempre estará aquí.

 Con Manolo Sierra, tras el concierto