viernes, 27 de julio de 2007

Pensar

Pensar exige un esfuerzo que muchísimas personas no están dispuestas a hacer. Y no me refiero al pensamiento metafísico ni al pensamiento matemático. No. Me refiero al simple proceso que lleva a razonar. Es cada vez más común la adhesión incondicional a lo que otros dicen, sin pasar por el tamiz, imprescindible, de la razón. Es ésta una sociedad que habla de oídas, que repite los lugares comunes que saltan desde las emisoras de radio o las televisiones, cuando no del puro cotilleo, donde no se necesitan pruebas ni datos para calumniar a cualquiera.
Estar en el mundo es pensar. Dice Josep Soler que -salvadas las necesidades primarias- la única obligación del ser humano es pensar. Pero lo que se denomina ciudadano medio prueba justamente lo contrario.

2 comentarios:

Borja Santos Porras dijo...

Tienes mucha razón

Uma dijo...

Ay si tan solo razonáramos las cosas antes... ¡Cuántos errores nos evitaríamos! Es cierto que aprendemos de ellos, pero no se trata de darse en los cantos para lograrlo, sería mejor razonar antes, solo un poco y caminaríamos mejor y más de prisa.

He leído tu entrada y me he ido a un librito de bolsillo que compré de viejo hace mucho titulado "El arte de pensar" solo por ver si resultaría una buena guía y quizá me propondrían un "Récord guiness" (aunque no parece el más osado). No he avanzado así que lo único que considero un buen ejemplo es seguir por libre como la escultura que ilustra la portada del librito (de 7 pesetas en su 2a. edición) "El Pensador" (de Rodin).
Lo que me ha hecho pensar ¿por qué motivo erigió solamente un "hombre" pensando y se olvidó de nosotras las mujeres? ¿Es acaso que nuestro género daba por hecho que no solemos pensar? o por el contrario ¿le parecía obvio que somos más diligentes en nuestros razonamientos? ¿o que al final de cuentas con una escultura era suficiente para mostrar a ambos géneros? Si es así quizá debió realizar una hermafrodita, pienso para mostrar a ambos géneros, aunque todo queda en nuestra cabeza. En la historia de los grandes pensadores clásicos parecen escasear las féminas en su contribución. Tampoco existe el género 'hermafrodita' más que en la mitología. No soy feminista ni machista. Y cada vez me pregunto a dónde vamos con esas divisiones absurdas de género. Habrá que seguir pensando y pensar por ejemplo ¿qué comían los grandes pensadores que han ayudado tanto al progreso? Ortega Y Gasset o algunos de esos que su cabeza parecía moverse en el sentido correcto y tener tanta lucidez. Me acerco a la calidad de leche que producen las vacas dependiendo del tipo de pasto para su buena producción o a la carne de ellas que resulta muy buena por el clima. No se si esto me llevará a mi infancia y allí radique el problema de mi ineptitud en ello. Vamos que estará en el Génesis de todo los resultados posteriores del buen hacer.
Y pido disculpas por este extenso comentario que me produce rabia por no pensar mejor. Y veo que la fotografía que ilustra tu comentario de "Pensar" paradógicamente es una mujer (una pintura de Renoir -creo- un nombre un poco similar al de Rodin también).
No se si al final voy a tener razón, solo que la diferencia entre ella y la escultura del hombre pensando, es que no lee, la chica lee. ¿a quién y qué? ¿Será un autor varón o no? De allí se transmite constantemente que el buen pensar es de los que se salvan y ayudan a salvar de las calamidadades. Pensemos lo que leemos y leamos bien, si. Pero ¿y para los que no sepan leer? con el pensar, solo el pensar y como venimos al mundo ya será un avance, si nos damos cuenta que todo avanza y progresa: en la tecnología, en la industria, etc. Pero y ¿el pensar? El pensamiento ¿en qué escala estará y seguirá el mismo ritmo? ¿Se tratará de lo que comamos?, ¿y si no hay qué comer? Solo nos queda seguir pensando en las medidas de nuestras posibilidades.
Un beso y ayudémonos para que nos asista la razón.