viernes, 14 de septiembre de 2007

La vida de los otros

Todos sospechosos, posibles culpables de nada; pero el delirio es suficiente para poner en marcha la maquinaria salvaje de un Estado criminal: La vida de los otros. Una película extraordinaria.
(Ulrich Mühe, su protagonista, recientemente fallecido, fue espiado por la Stasi desde sus años de estudiante)

9 comentarios:

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Película extraordinaria. Si no supiéramos que ha ocurrido realmente, ese sistema de escuchas indiscriminado nos resultaría inverosímil.
Un abrazo

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Me encantó esa película Ulrich Muhe está espectacular.
Un beso.
Álvaro

Nuria. dijo...

Diego!!

al final qué pasó con la presentación de tu disco?

un beso.

Una gran película.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Nuria: en Valladolid la presentación será en noviembre.
Besos,
Diego

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Avisa, Diego. Si no estoy en Burgos en esa fecha, allí estaré. Y la película, soberbia.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Avisaré.
Gracias,
Diego

Borja Santos Porras dijo...

Tuve la suerte de visitar en Berlin el museo de la Stasi, cuyo edificio es lo que era antes su base de operaciones y donde están rodadas bastantes escenas de la película. El sistema de espionaje que tenían era increíble. Un micrófono o una cámara podían estar integrados en los objetos más inverosímiles (para la época y la tecnología que existía en el momento). A pesar de ello, lo más espeluznante fue los recursos humanos con los que contaron. En cada clase de un insitituto, en cada grupo de trabajo,en cada familia... había como mínimo una persona que formaba parte de la Stasi informando de lo que ocurría. Cada persona que vivía en Berlín oriental tenía una ficha en la cual se detallaban sus aficiones, la rutina diaria que llevaban, con quien ser reunía...
Como se refleja en la película en la última escena, después de la caída del muro cualquiera podía ir allí y pedir tu ficha y quedarte perplejo de la información que tenían. Aunque lo más impactante tuvo que ser cuando se pudo conocer quienes habían formabana parte de la Stasi y quienes habían informado de ti. Tus vecinos,tus compañeros de clase ... y en muchos casos tu mejor amigo o algún miembro de tu familia era el que daba parte de tus acciones.
La película es una pasada.

Sthephanie dijo...

Me he topado con este espacio por casualidad y justo hoy hace una semana que ví esta maravilla de película. Quedé muy impactada. Me alegro de que haya gente que le haya gustado tanto como a mi. Ahora estoy viendo el pianista que lo echan en TVE también impactante esta otra película.
Bueno un saludo muy cordial

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Igualmente. Gracias por la visita y disfruta-sufre con "EL pianista".
Saludos,
Diego