miércoles, 29 de agosto de 2007

El paseante del Champ de Mars

François Mitterrand fue un hombre compejísimo, casi hermético en algunos aspectos vitales y políticos. Sus circunstancias históricas también lo fueron. Acabo de ver El paseante del Champ de Mars, la película de Robert Guédiguian que retrata el fin de su vida. No era nada fácil encontrar un actor a la altura del personaje, pero es indudable que Michel Bouquet lo encarna con una precisión extraordinaria.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hombre con múltiples aristas, no todas agradables. Buena película, recomendable. De esas en las que de vez en cuando alguien reflexiona de verdad sobre parte de la historia.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Es una película rodada con inteligencia, con silencios y gestos sugerentes, que sirven como camino a la psicología de Mitterrand.

Roberto Sanz dijo...

Luego dicen que el mundo marcha bien...es para llorar, gracias Diego.
Rober