domingo, 26 de octubre de 2008

VIII Festival Internacional de Música Contemporánea de Tres Cantos

Ayer participé en una mesa redonda sobre Ramón Barce, junto a Teresa Catalán, Zulema de la Cruz y el propio Ramón, dentro del VIII Festival Internacional de Música Contemporánea de Tres Cantos. Para concluir toqué su tercera sonata.
Por la mañana, hoy, he dado un concierto con obras de autores amigos, de los que estaban presentes Zulema y Teresa.
Durante los dos días he visto a muchas personas a las que tengo cariño y admiración, además de las ya mencionadas: Agustín González Acilu, Sebastián Mariné, José Gómez, Rosa-María Calle, Daniel Zimbaldo...
Y en el lugar de honor han de estar siempre los familiares: Carmen y Alberto, María del Carmen Herrero y Luis Entrena.







Fotografías de Elena Martín

7 comentarios:

Mita dijo...

Lo pasaste bien, entonces.
¿No podrías contarnos un poco cómo empezaste a tocar el piano?

Tengo una hija, y como todas, es superaficionada al cine. Ahora se ha despertado su interés por el teatro, está fascinada desde que vio Madre Coraje; le hemos regalado un abono.
A mí me gustaría acercarla a la música de piano. Quizás porque desde pequeñita siempre la ha oído en casa, no tiene ahora interés. Dice que ya estaba harta de pueblos, iglesias, monumentos y música clásica. Yo me río, la verdad.(Parece una contradicción, pero no lo es, suele ocurrir). ¿Se te ocurre qué piezas le puedo regalar para que se entusiasme un poco?
Gracias, Besos

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Querida Mita: gracias por tu comentario. Lo pasé muy bien, sí. Además de la música, estaba el afecto por las personas que menciono en el texto.
En la familia de mi madre hay una gran tradición musical: mi abuelo, mis tíos abuelos, mi bisabuelo... todos eran músicos. Por ello, mis padres me llevaron a estudiar música, como algo completamente natural.
Me haces una pregunta dificilísima. Estoy terminando de leer un libro con la correspondencia del físico y premio Nobel Richard Feynman. Se titula "Ojalá lo supiera". No sé responderte otra cosa con respecto a lo que me dices de tu hija. No hay una fórmula. Y puede que te dé una opinión que no le vaya bien a tu hija. En cualquier caso, siempre es bueno que escuche música, que se familiarice con ella. Y cuando tenga una edad apropiada, llévala a clase. Allí, en la escuela o en el conservatorio, sabrá si quiere estudiar o no.
Te deseo mucha suerte.
Besos,
Diego

Isabel Huete dijo...

Y mientras tú participabas en esos actos (¡qué pena habérmelos perdido!), yo estaba en Burgos haciendo la digestion de una olla podrida y compartiendo conversación con amigos blogueros. Hay tiempo para todo pero a veces siento que quiero más, que no es suficiente.
Celebro ese encuentro, el tuyo y el mío, tan diferentes y tan agradables ambos. Somos afortunados.
Un besote.

Roberto Sanz dijo...

Diego: muchas gracias por tu comentario. Me ha alegrado mucho verte esta tarde, tenía ganas.
Un beso.

Isabel dijo...

Pues algún dia, em gustaría poder oirte en algún concierto que dés, o si hay algo por internet, me encanta escuchar el piano. Un beso

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Querida Isabel: gracias por tu nota. En YouTube, Luis García Vegas ha incorporado algunos vídeos míos. Si tienes ganas, puedes escucharlos.
Besos,
Diego

Borja Santos Porras dijo...

Yo también veré los vídeos. Será quizá una forma de evadirme de ese sentimiento de añoranza que me entra cuando hablas de tus conciertos por Valladolid.
Un fuerte abrazo Diego,
Borja