domingo, 12 de octubre de 2008

Valladolid

Con la generosidad de siempre, Pedro Ojeda ha escrito en La acequia sobre el homenaje a Ramón Barce que tuvo lugar ayer en Valladolid, donde intervine junto a Ramón para hacer un repaso de su vida. Por último, como parte estrictamente musical, toqué La nave volante.

7 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Me alegro de que el artista, que no pudo acudir al concierto de Madrid, se haya recuperado.
Pedro ha hecho una buena crónica.
Un saludo

Merche Pallarés dijo...

Pedro es tan generoso... Pero tu tambien te lo mereces querido Diego y el Sr. Barce. Besotes, M.

Mita dijo...

Buenos días. No sé quién es Ramón Barce, voy a informarme un poquito.
Me gusta mucho la frase que tienes en el blog: La dignidad no es un capricho.
Está muy bien La acequía, gracias. Qué idea la de leer en colectivo El Quijote :)
Besos

Roberto Sanz dijo...

Muchas gracias a Luis García Vegas, a Ramón Barce y a ti, Diego, por el homenaje. Fue interesantísimo; me encantó.
Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Fue un placer escucharte a ti y a Barce.

Augusta II dijo...

Hola, Diego, gracias por seguir mi obra. Es un placer y un honor. Me enteré hace relativamente poco siguiendo las visitas de Feddjit. Y recuerdo que pensé, "qué pequeña me siento en esta bitácora tan maravillosa".

Gracias, de verdad.

Aída.

Isabel Huete dijo...

No puedo por menos de felicitarte de nuevo. Estoy segura que fue fantástico.
Un besazo.