martes, 15 de abril de 2008

Robert Redeker

El 19 de septiembre de 2006, el profesor de filosofía Robert Redeker publicó un artículo en Le Figaro titulado "¿Qué debe hacer el mundo libre ante las intimidaciones islamistas?". Ese texto cambió su vida. Amenazado de muerte, protegido por las fuerzas de seguridad, tenía que estar escondido, en el silencio absoluto: desaparecer, como si fuera el criminal y no la víctima. Lo cuenta en su diario, Atrévete a vivir, traducido al español el pasado mes de marzo. Además de la angustia, de lo incomprensible de su situación, puede comprobarse la hipocresía de buena parte de los políticos que hicieron alguna declaración sobre su caso: "El señor de Robien, ministro de la derecha, afirmaba que un funcionario no tiene derecho a ejercer plenamente su libertad de expresión. El señor Sempé, alcalde comunista, afirma que un ciudadano tampoco tiene ese derecho".

3 comentarios:

amador dijo...

No existe mejor arma que el miedo

J. Sanz dijo...

La libertad, interesante concepto.

Merche Pallarés dijo...

Los polos se juntan. La extrema derecha y el comunismo más rancio. Qué cruz debe de estar pasando el profesor. Besotes, M.