sábado, 12 de abril de 2008

Delfín Colomé

Hace aproximadamente un mes recibí unas partituras procedentes de la embajada española en Corea del Sur: Delfín Colomé, el embajador, me enviaba algunas de sus obras para piano. Poco antes, en un correo electrónico, se disculpaba por resultarle imposible componer una pieza en homenaje a Ramón Barce: estaba con un tratamiento de quimioterapia, pero me escribía con ese ánimo tan propio de Delfín, seguro de superar su enfermedad.
Pero, desgraciadamente, ayer ha muerto.

4 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Ayer, leí el obituario (¿se dice así?) de Moratinos en "El País" y, aunque no le conocia, me dió pena. Parece ser que era un hombre estupendo y muy polifacético. Lo siento mucho. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Que la tierra le sea leve. Te supongo interpretando, a solas, unos minutos de su música. Como homenaje.

Borja Santos Porras dijo...

Un pena, sí.
Tengo ganas de verte esta semana Diego.
Un abrazo enorme,
Borja

Nuria. dijo...

Diego!
se que no doy señales de vida...matame!
el 22 voy a valladolid, a ver si el jueves o viernes de esa semana me paso a verte al conservatorio
y nos tomamos un cafe
un bsazo
enorme

espero que todo bien!