domingo, 16 de marzo de 2008

Ángel Torío

Hubo muchos amigos en el recital de ayer. Algunos, como Pedro Ojeda -acompañado por su hija Elena y una sobrina- era la primera vez que asistían a un concierto mío. Me alegró muchísimo encontrarlos.
Quiero escribir hoy sobre una persona que lleva años asistiendo a todo lo que hago en Valladolid: Ángel Torío, que fue catedrático de Derecho Penal en la Universidad de Valladolid. El abrazo con el que nos despedimos y sus siempre cariñosas palabras compensan con creces algunas ausencias.
Todo un honor para mí. Un ejemplo para todos.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Doy cuenta hoy de tu recital en mi blog. Fue todo un placer: por la música, por el reencuentro. También con Álvaro.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

He leido el maravilloso post que Pedro ha escrito sobre tu concierto. A ver si algun dia vienes a Ibiza!!! Si no, cuando me jubile iré a verte/oirte a algun lugar de la Peninsula. ¡Enhorabuena! Besotes, M.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Pedro: muchísimas gracias.

Merche: encantado de verte, en Ibiza o en cualquier otra parte.

Abrazos a los dos,

Diego

HELENA dijo...

Diego, gracias. Me has hecho llorar...

amador.sanchez dijo...

Lamento no haber compartido contigo el concierto del sábado. Te imaginarás.
Un abrazo enorme.