domingo, 22 de agosto de 2010

Denia

Hemos pasado en Denia esta semana con dos objetivos: descansar y que Pablo disfrutase de la playa.
Pablo ha disfrutado mucho, sin duda, pero nosotros no hemos descansado nada... No ha hecho más que correr, emulando las persecuciones de sus ídolos Tom y Jerry, escondiéndose ante cualquier despiste en un "lugar seguro": ascensores, coches o tumbonas...
Como
revancha, ha visitado los museos Arqueológico y Etnológico, el Castillo y, cuando tuvimos un pequeño arrebato de mala conciencia, el Museo del Juguete.

7 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Qué hermoso vuestro hijo!

La última foto bien lo demuestra!

Qué chiquito más alegre!

Mauricio Milano dijo...

Qué lindas fotos!

madison dijo...

Se os ve felices.
las fotos son geniales

Adanero dijo...

Niños y vacaciones. El binomio perfecto...
para que los padres acaben agotados. Pero merece mucho la pena.

Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué grande y guapo está Pablo! Menos mal que le llevasteis al museo del juguete... Besotes, M.

Anónimo dijo...

Querido Diego: No habrá sido para tanto. Aunque, por otro lado, algo suena. Me alegro de que hayáis descansado o, por lo menos, lo hayáis intentado. Un abrazo. Miguel

ECHEZA dijo...

Está grandísimo. Un beso para todos. Animaros a ir a por el segundo, diego y Tere. Besos. Echeza.