jueves, 29 de julio de 2010

Tocar los libros

Leo Tocar los libros, de Jesús Marchamalo, y anoto este fragmento: "Me contaron de Cortázar una historia fantástica; la de esa biblioteca deshojada, volandera, en Italia. Viajaba con su mujer, Aurora, a mediados de los años cincuenta, en tren, y para no cargar con equipaje innecesario acostumbraban a comprar libros en las librerías de las estaciones, para los trayectos. Compraban un título que leían juntos, en general primero Julio, que cuando terminaba una página la arrancaba y se la pasaba a Aurora, sentada a su lado, que cuando acababa de leerla la arrojaba por la ventanilla".

8 comentarios:

Nicolás dijo...

Como imagen literaria está bien pero se me revuelven las tripas de pensar en el hecho de ir arrancando las páginas a unos objetos que si no tienen vida propia, casi.

Merche Pallarés dijo...

Si es cierta la anécdota, me parece absurda, muy para "epatar" al personal... Besotes, M.

Fet dijo...

Hay libros que merecen todo tipo de mala suerte. No me molestaría en arrancarles las páginas, los lanzaría completos.

C.L dijo...

De cierta forma, no sería capaz de hacer tal cosa...
Me doldría... porque de una u otra manera, tras aquel libro hay una persona quien a narrado sus pensamientos, fantasias, etc...
No sería capaz... pero sí hay libros que dejo de leer...
Saludos!

santi dijo...

Es una bella anécdota. Por un lado me duele porque pienso que el libro que estoy leyendo puede ser un descubrimiento para algún lector posterior. Pero por otro, la acumulación de libros termina siendo casi una carga, psicológica. Saludos.

pasionaria dijo...

Amo los libros casi como a ningún otro objeto.... alguna vez he roto uno, muchos he dejado, muchos he regalado y prestado constantemente, siempre los subrayo....Lo mejor de los libros, como lo de las personas es lo que nos dejan en el alma.....lo que nos conforma no se pierde ni se rompe, nos mantiene encendidos.
A propósito quiero citar de Julio Cortazar el capítulo 7 de Rayuela. Lo perdono, por mi parte y humildemente.
Me despido y gracias

Mentxu dijo...

Sea cierto o no, me parece una imagen preciosa.

Un saludo.

bibliobulimica dijo...

¡que qué! ¿cómo es posible tratar así un libro? bueno, como dice Fet hay algunos terribles...yo sólo hago eso con los libros de sudokus...una vez resueltos, van a la basura. Sobretodo cuando son mi compañia para hacer menos aburrido un viaje. Debo confesar que los arranco y voy resolviendo con el libro lejos para evitar la tentación de hacer trampita jajaja