martes, 25 de mayo de 2010

Fundación Serrada

El viernes se celebró en Serrada la entrega de los Premios Racimo de las Artes. Tuve el gran honor de recibir el correspondiente a la modalidad de Música. Y lo recibí, además, de las manos de Antonio Baciero, un amigo y maestro extraordinario.
Allí expresé mi mayor agradecimiento y, naturalmente, tuve un recuerdo para mi padre, que tanto hubiera disfrutado de ese día. Desde que murió, ya nada es perfecto.
La última parte del acto fue un breve recital. En el programa estaba la pieza que Albert Sardà compuso en memoria de mi padre.

Con Jesús Quijano, Luis García Vegas, Félix Cuadrado Lomas, Antonio Baciero y Emilio Álvarez Villazán.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Diego, enhorabuena. Un merecido, muy merecido premio. Un abrazo. Miguel

Fet dijo...

Enhorabuena. Vas a tener que habilitar un bloque de apartamentos para guardar todos los premios.

RGAlmazán dijo...

¡Muchas felicidades! Disfrútalo.

Salud y República

Extractos de alguna vez dijo...

Enhorabuena de nuevo Diego...besos

Roberto Sanz Asensio dijo...

¡¡Enhorabuena Diego!!
Un beso grande

Cecilia Alameda Sol dijo...

Diego, un beso y mi felicitación por ese reconocimiento. Eres un gran artista.

Merche Pallarés dijo...

Me uno a las "congratulations" de los que me preceden. Besotes, M.

Luis García Vegas dijo...

Mi más sincera enhorabuena una vez más. Y aprovecho la ocasión para resaltar unas recientes palabras del compositor Carlos Cruz de Castro sobre Diego "...un pianista que, como Diego
Fernández Magdaleno, lleva una magnífica e importante actividad en la difusión de la
música contemporánea española y del repertorio internacional, difusión enriquecida
por una calidad interpretativa de primer orden como gran músico"