sábado, 30 de agosto de 2008

jueves, 21 de agosto de 2008

miércoles, 20 de agosto de 2008

Londres

Hemos dejado Oxford: sé que volveremos. Desde esta mañana estamos en Londres al lado del mejor cicerone posible: Luis García Vegas, con su innata capacidad para mostrarnos lo que deseamos ver, unida a las palabras o el gesto que nos resulta necesario, siempre junto a la sonrisa y el cariño, a la amistad, en resumen, de una persona imprescindible en mi vida.

martes, 19 de agosto de 2008

Oxford (4)

Tras los colleges y los museos, encuentro un tesoro en una librería: Letters from and to Joseph Joachim, publicado en Londres el año 1914. Su primera página está firmada por quien lo tradujo, con una dedicatoria a J. L. B.
Viajará desde Oxford hasta Medina de Rioseco: una nueva alegría que me proporciona esta ciudad.

lunes, 18 de agosto de 2008

Oxford (3)

Mantiene Oxford una extraña relación con el tiempo, ya que el propio espíritu de la ciudad propone una interpretación nueva del pasado: le dota de una coherencia que muy pocos lugares son capaces de mantener. Ahora lo respiramos y es un auténtico privilegio.

domingo, 17 de agosto de 2008

Oxford (2)

La visita a los colleges es la confirmación de la importancia del entorno para cualquier actividad. Aquí todo invita al estudio, a la reflexión. La serenidad de los edificios entre el espacio natural sobre el que se asientan y el ambiente sobrio de cada estancia, reclaman un silencio que no puede profanarse.

Oxford es una ciudad pausada y acogedora. Tengo la impresión de que no soy extranjero en sus calles.

sábado, 16 de agosto de 2008

Oxford

Escribo desde Oxford. El viaje hasta Londres ha transcurrido con solo un sobresalto: el ascensor del aeropuerto se ha quedado quieto durante unos segundos interminables. Café y un tranquilo paseo por la ciudad. Más tarde, el trayecto hasta Oxford, con el precioso paisaje que esperábamos encontrar.
 

lunes, 11 de agosto de 2008

Festival Internacional de Ayamonte

Toqué anoche en Ayamonte, dentro de su Festival Internacional de Música, magníficamente cuidado por una organización llena de atenciones, profesionalidad y afecto. Fui con Tere. La primera parada del viaje la hicimos en Béjar, para dar un abrazo a Luis-Felipe Comendador, que nos fue devuelto junto a varios de los últimos libros que ha publicado su editorial.
Al regreso, visitamos Mérida, con una temperatura sofocante que nos persiguió por toda la ciudad romana. Volveremos a ella y, también, al Teatro Cardenio de Ayamonte, donde fue un honor hacer un recital en homenaje a Ramón Barce.

viernes, 8 de agosto de 2008

Nada grave

Los últimos poemas de Ángel González, desolados testigos del tramo final de su autor.
Nada grave, es el título. Transcribo aquí "De todas formas":

Lo que queda
-tan poco ya-
sería suficiente
si durase.

domingo, 3 de agosto de 2008