sábado, 16 de agosto de 2008

Oxford

Escribo desde Oxford. El viaje hasta Londres ha transcurrido con solo un sobresalto: el ascensor del aeropuerto se ha quedado quieto durante unos segundos interminables. Café y un tranquilo paseo por la ciudad. Más tarde, el trayecto hasta Oxford, con el precioso paisaje que esperábamos encontrar.
 

4 comentarios:

Roberto Sanz dijo...

Me alegro mucho Diego.
Un beso

Cecilia Alameda Sol dijo...

Que disfruteis de un viaje interesante

Merche Pallarés dijo...

Oxford es precioso pero mas lo es Cambridge, si podeis ir a visitarlo tambien. Besotes, M.

Borja Santos Porras dijo...

Yo también me alegro de tu viaje sin sobresaltos.
¡¡Cuentanos detenidamente de tu viaje a al vuelta!!