jueves, 26 de junio de 2008

Pequefiestas

Hace unos años, el alcalde de Medina de Rioseco me pidió que hablase sobre las fiestas de San Juan: recorrí mi adolescencia y la de quienes eran, entonces, mis amigos.
En la fotografía, mi hijo Pablo -entre su madre y Laura Arenas- comienza a disfrutar, con un viaje en tren, de las denominadas Pequefiestas.
Y gracias al niño, Tere y yo aprendemos a vivir estos días de otro modo.


sábado, 21 de junio de 2008

Atardecer último

Vengo del tanatorio. Puestas las gafas y su bastón al lado. Dos objetos inútiles, ya, pero que reflejan la esperanza que Pedro siempre tuvo.
Repaso, al llegar a casa, uno de sus libros, Atardeceres con Gómez Bosque. Un diálogo impreso, donde podremos escucharle y seguir aprendiendo.
Queda, hoy, la serenidad de su rostro. El último atardecer con Pedro ante quienes le quisimos y admiramos.

Pedro Gómez Bosque

Esta mañana ha muerto Pedro Gómez Bosque, una de las personas más radicalmente bondadosas que he conocido. Le invité a dar una conferencia en el conservatorio, sobre música y cerebro. Cuando estaba enferma su mujer, escuchaban juntos música en la radio. Al llegar a su casa, me dijo: "Creo, Diego, que a mi mujer le va muy bien la musicoterapia. Tenemos que hablar de ello".
Era un hombre sabio, enamorado de la enseñanza, implicado en la política y en todo aquello que dignificaba al ser humano.
Nunca le olvidaremos.

miércoles, 18 de junio de 2008

Pedro Zuloaga

Recuerdo con frecuencia una idea que expone Peter Brook en Más allá del espacio vacío: “El actor no debe sólo revelar lo que comprende: debe llevar el misterio de su papel a su propio nivel personal. Y allí debe dejar que su papel resuene en él, que vibre en todo aquello a lo cual él jamás podría acceder por cuenta propia”. Es interesante y útil trasladar el ejemplo de Brook al intérprete de música. Resulta, por otra parte, sencillo.
Pedro Zuloaga acaba de obtener el Premio a la Trayectoria Artística de la Diputación de Valladolid. Ya admiraba mucho a Pedro cuando me lo presentó Miguel Frechilla. Entablamos una amistad que fue creciendo rápida y firmemente, atravesando esas dos características que destaca de él Ángeles Porres: sensibilidad y delicadeza. También, añado ahora, el discreto silencio, la inteligencia que las nutre. Su forma de transitar por los caminos de la belleza. No sé si somos conscientes de la fortuna que han gozado varias generaciones al tener como profesor a Pedro Zuloaga. Podría habernos dicho, como hacía Alfred Cortot, que su interés no era sólo el de explicarnos Historia y Estética, sino darnos “lecciones de amor por el arte”. Dentro del aula me sentía protegido por las, paradójicamente, frágiles armas de Pedro que menciona Angelines.
En una mañana cualquiera, lejos del ruido y la inquietud de la ciudad, un grupo de adolescentes y jóvenes están reunidos en un aula del conservatorio. “Escucharemos una obra de Adam de la Halle”. Suena Le jeu de Robin et Marion.
Gracias por todo, maestro.
Enhorabuena, querido amigo Pedro.

Ángel-Luis García Fraile

Ángel-Luis García Fraile se jubila. Resulta muy difícil imaginar la secretaría del Conservatorio de Valladolid sin él, ya que ha sido, durante más de tres décadas, una pieza esencial en la evolución del centro.
Siento por Ángel-Luis una gran admiración y un gran cariño. Ayer por la mañana, en el conservatorio, nos hemos reunido para decirle lo mucho que le vamos a echar de menos.


Luis García Vegas y Ángel-Luis García Fraile

martes, 10 de junio de 2008

Barcelona

Hay ciertas características de Barcelona que la hacen especialmente querida para mí. Los amigos que viven en ella, principalmente. No podría entender la ciudad sin ellos. Anoche toqué en el Ateneo. Un homenaje a Ramón Barce. Antes, una mesa redonda sobre él. Intervinimos, además de Barce, Josep Soler, Albert Sardà y yo.
En el programa, varios estrenos: Paso a nivel, de Tomás Marco; Impromptu I, de Francesc Taverna-Bech; Acróstico Barce, de Carles Guinovart. Junto a estas partituras, las de Josep Soler -Para Elena y Ramón- y las del propio homenajeado -Sonata nº 3-.
Estuvieron presentes todos los compositores, excepto Tomás Marco, ya que ha sido operado recientemente.
Y, por supuesto, allí estaban Cati Santos y su hermana, Pietat Homs, Armand Grèbol, Teodor Roura, Albert Llanas...

Concurso de composición para piano María Dolores Calvet

El Concurso de composición para piano de Vilafranca del Penedès está dedicado a la compositora María-Dolores Calvet.
Ayer, por la mañana, nos reunimos. Las deliberaciones han sido breves: coincidíamos casi totalmente.
De vuelta a Barcelona con Josep Soler, Francesc Taverna-Bech y Joan Cuscó. Después, me entrevistaron para un DVD sobre Soler, que se publicará junto a un libro. Josep tiene mucha ilusión en el proyecto. Nosotros también.

sábado, 7 de junio de 2008

La ciencia y la vida

Valentín Fuster y José-Luis Sampedro encontraron, en el parador de Cardona, el ambiente propicio para una extensa conversación, publicada con el título de La ciencia y la vida. Sampedro fue paciente de Fuster en el hospital Monte Sinaí, se admiran y aprecian mutuamente, son dos hombres lúcidos con un gran interés por todo lo que les rodea, con ánimo y propuestas para cambiarlo. Medicina, economía, política... hasta llegar a la muerte y las creencias religiosas.
Pensado, como le gusta decir a Sampedro con frecuencia, para iluminar y no para deslumbrar. Ambos lo consiguen en este libro. Esa, al fin, es la misión del maestro.