martes, 29 de julio de 2008

La cuarta espada

Marx, Lenin, Mao y él. Así le gustaba verse, dentro de un nuevo cuarteto de evangelistas, en este caso del comunismo. Abimael Guzmán, tras una infancia traumática, utilizó su trabajo en la universidad como plataforma para la captación de seguidores, hasta ejercer un férreo liderazgo en Sendero Luminoso.
Santiago Roncagliolo ha escrito un libro sobre su trayectoria: La cuarta espada. El horror del fanatismo. La ideología como religión. Inmejorablemente descrito por Guzmán al referirse a unos cursos que recibió en China: "Cuando manejábamos elementos químicos muy delicados, nos recomendaban tener la ideología presente siempre y decían que ésta nos haría capaces de hacerlo todo y hacerlo bien; y aprendimos a hacer nuestras prmeras cargas para demoler".

5 comentarios:

Sibyla dijo...

La historia, ya ha demostrado que una ideología equivocada, puede ser el caldo de cultivo para fomentación del terrorismo.

Manipulación de mentes: La ideología presente...

Gracias por tu visita!
Saludos:)

javiersanz dijo...

Este tipo de historias me afirman en mi posición de que las ideologías, las banderas, los patriotismos y las religiones no son más que tapaderas y excusas para los egos monumentales de algunos personajes y para las bajas pasiones fanáticas de muchos.
Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Javiersanz. Pienso lo mismo. Habrá que añadir otro libro a la ya larga lista... Besotes, M.

amador dijo...

El comunismo ha sido la gran esperanza y la gran frustración de la humanidad. Leyendo el libro de Ingrao que te comenté, te das cuenta de las esperanzas que la humanidad depositó en una ideología que abrío las puertas a la liberación de las clases más oprimidas, después la realidad quebró, desde el principio, todas estas ilusiones. Lenin, Stalin, Mao, Pol Poth, .... . La emancipación por la vía de la meurte.

Anónimo dijo...

Lo he leído hace poco. Estremecedor.
JLP