lunes, 5 de mayo de 2008

Sábado de feria

Anteayer, intenso día en la Feria del Libro de Valladolid: por la mañana, homenaje a Félix-Antonio González, que para asistir al acto hizo un esfuerzo absolutamente emocionante y ejemplar. Por la tarde, poesía y música. Luego, la cena: compartí mesa con Fernando Aramburu, Olvido García Valdés, Jesús Hilario Tundidor, Tomás Marco, Óscar Esquivias, Ilia Galán, Ignacio Elguero, Cristina Fernández Cubas... Y lo más importante: volví a estar, después de muchos años, con Diego Valverde y Javier Izquierdo. Una verdadera fiesta.

6 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué bien acompañado estabas! Pero veo que faltaba nuestro querido y admirado Pedro Ojeda Escudero... El tal Félix-Antonio supongo que es el músico de quien escribiste en uno de tus posts. Besotes, M.

Fernando Manero dijo...

Estuve en la mesa redonda sobre poesía y música, que, por lo visto, también contó con tu asistencia. Me gustaría conocer tu opinión, como profesional de la música que eres. Todo transcurrió en un buen ambiente (espléndido Tomás Marco, para mí el mejor de la fila) hasta que Antonio Gamoneda nos sorprendió con lo que siempre nos sorprende: un punto de narcisismo que le lleva al desmarque e incluso a la descalificación de la competencia. Duro con Félix Grande, lo fue también con los demás, pues, desde su atalaya, no llegó a entender lo que ese esfuerzo de engarce entre poesía y música representaba. Qué riesgosa es la poesía dijo una vez Juan Gelman cuando le menospreciaron los del Parnaso argentino con su habitual soberbia. Un saludo

Diego Fernández Magdaleno dijo...

MERCHE: sí, muy bien acompañado, aunque con Pedro hubiera sido una cena redonda.
Félix-Antonio González es hijo del músico sobre el que escribí.

FERNANDO: estoy completamente de acuerdo con tu observación. La suscribo de principio a fin.

Saludos,
Diego

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Magnífica compañía.
Un abrazo

Cecilia Alameda dijo...

Es un gusto sentarse en una mesa a hablar de los asuntos que más te interesan, con gente que comparte tu profesión o tu afición.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Por alusiones: estaba en Burgos. Sentí perdérmelo.