domingo, 20 de abril de 2008

Juan de Mena

Poemas de la Edad Media en esta lluviosa tarde.

Por ejemplo, Juan de Mena:

Vuestros ojos que miraron
con tan discreto mirar
firieron e no dexaron
en mí nada por matar.

Y aun ellos, no contentos
de mi persona vençida,
dan a mí tales tormentos
que me tormenta la vida.
Después que me sojuzgaron,
e no con poco pensar,
firieron e no dexaron
en mí nada por matar.