miércoles, 27 de febrero de 2008

El gran silencio

Mi amiga Ángela Navarro esperaba un comentario mío sobre el debate. Imposible, Angelote: no lo vi. Tras la lectura de periódicos y blogs, me alegro. Hice una sustitución radical: El gran silencio. Casi tres horas de filmación en un monasterio cartujo. El valor infinito de cada palabra, de cada sonido. Lo contrario de lo que millones de españoles estaban presenciando.

3 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Un gran cambio.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Saliste ganando.

Merche Pallarés dijo...

Tampoco lo vi. Creo que lo tuyo fué mucho más interesante. Besotes, M.